vitamina C foodshui

¿De verdad hay que tomarse el zumo de naranja con tanta rapidez? Analizamos esta “frase de madre que triunfó cuando éramos pequeños

Hemos oído tantas veces aquello de “tienes que tomarte el zumo recién exprimido que si no se le van las vitaminas” que ya nadie lo pone en duda. Sin embargo, para desmitificar este mito, debemos recurrir a la ciencia y, más concretamente, yo os recomiendo leer un libro muy entretenido de Deborah García Bello, científica con amplios conocimientos en química, “Que se le van las vitaminas”. Su autora nos insiste en que los alimentos no pierden sus propiedades. Solo en condiciones extremas las vitaminas disminuyen de forma considerable, pero se puede conservar perfectamente hasta 12 horas después, aunque el sabor puede volverse más amargo. ¡Definitivamente madres no había que beberlo con tanta rapidez!. Y ya que estamos con el zumo de naranja, vamos a hablar de las propiedades de la vitamina C, os habéis fijado en que, ¿hay personas que rebosan luminosidad en la cara? Ahí están las propiedades de la Vitamina C, si leéis la composición de vuestras cremas veréis que cada vez hay más que la tienen, porque aplicada localmente en la piel del rostro y cuerpo, es antioxidante, regeneradora, hidratante e iluminadora. Y, para nuestra salud, ¿qué beneficios nos aporta? Disminuye la fatiga y el cansancio, ayuda en la formación de colágeno y fija el hierro en nuestra sangre. Ya que hablamos de tantas propiedades y beneficios, ¿en qué alimentos podemos encontrarla? Aunque no lo creamos está presente en muchas frutas, por ejemplo en el mango, las fresas, el kiwi, el melón y, por supuesto, en la naranja. Aunque nos parezca raro, o menos común quizá, también está presente en el brócoli, los pimientos o los tomates. La mejor manera de absorber todas las vitaminas es comiéndolas crudas o en zumos. La vitamina C es hidrosoluble, es decir, que se disuelve en el agua, y aunque no se pierde con el tiempo, si se pierde con la cocción. Con la cocción eliminamos todo resto de Vitamina C. Por eso, desde Foodshui recomendamos llevar una dieta sana y equilibrada como la tradicional dieta mediterránea y no hace falta tomar muchos suplementos de vitaminas a diario a no ser que hagas mucho deporte. Además, si tenemos en exceso, nuestro organismo no la guardará en sus despensa de alimentos, la eliminará por la orina porque si la acumuláramos podría llevarnos a que se nos formaran cálculos renales. Nos gusta desde Foodshui despedir el Blog de la semana con recetas útiles y sencillas sobre lo que hemos tratado antes. Ahí van algunos consejos,